Barra de vídeo

Loading...

Enfermedades causadas por hongos Gota, tizón tardío, phytopthora Phytopthora infestans

Resultado de imagen para Gota, tizón tardío,   Resultado de imagen para Gota, tizón tardío,

Enfermedades causadas por hongos

Gota, tizón tardío, phytopthora Phytopthora infestans
La enfermedad es común en zonas con temperaturas entre 15º y 22º C y humedad relativa alta (mayor de 80%). El patógeno se transmite en semillas de tomate y puede sobrevivir en forma de micelio en otras plantas cultivadas o malezas de la familia de las solanáceas, o en residuos de cosecha que permanecen en el suelo. Cuando la severidad de la gota es alta en las hojas o tallos, las esporas del hongo son fácilmente diseminadas por el viento, las herramientas o por el salpique del agua de riego.
Los síntomas de la gota se pueden presentar en hojas (figura 160), tallos o frutos.
Generalmente, los primeros síntomas se presentan en las hojas, como manchas grandes de color café o castaño, apariencia húmeda, con una coloración verde pálido alrededor de la lesión. En el envés de las hojas o sobre la superficie de los tallos las lesiones son del mismo color, y se observa una leve ceniza blanquecina en el centro de la lesión que corresponde a la esporulación del hongo. En periodos de humedad relativa alta, las lesiones en los tallos crecen y cubren grandes extensiones de tejido, causando la muerte total o parcial de la planta.
El patógeno también afecta los pecíolos y causa su doblamiento. En los frutos (figura
161), las lesiones son redondas o elípticas en principio y de color café oscuro. El patógeno cubre rápidamente la superficie del fruto, que se torna irregular y, dependiendo de las condiciones ambientales, las lesiones pueden cambiar de color castaño a negro.
P. infestans también puede atacar plántulas de tomate en la etapa de semilleros, causando lesiones en hojas y muerte de las plántulas al ocasionar estrangulamiento de su cuello.
Como control cultural es importante evitar altas densidades de siembra; las podas de hojas bajeras disminuyen la humedad dentro del cultivo y la severidad del patógeno.

Los restos de plantas o partes enfermas se deben retirar del cultivo en bolsas plásticas y eliminar. Como control químico se recomiendan aspersiones de fungicidas (tabla 16).