Barra de vídeo

Loading...

Cultivo sin Suelo de Hortalizas PATOLOGÍAS ESPECÍFICAS MÁS FRECUENTES


Cultivo sin Suelo de Hortalizas
 PATOLOGÍAS ESPECÍFICAS MÁS FRECUENTES
EN SISTEMAS DE CULTIVO SIN SUELO
Con los sistemas de cultivo sin suelo se reducen los problemas de patógenos que atacan al cuello y a la raíz, al emplear sustratos inertes y contenedores correctamente desinfectados. El uso de aguas de riego infectadas, el empleo de material vegetal contaminado, la repetición de cultivos sobre un mismo sustrato y la contaminación por otras vías, hace que el sistema no esté exento de problemas patológicos. Dentro de esos posibles patógenos los hay específicos de los sistemas de cultivo sin suelo, que trataremos en este epígrafe.
Pythium spp. Puede afectar a cultivos como el tomate, pimiento, pepino, sandía y melón. En la fase de semillero puede producir falta de germinación, muerte de plántulas, necrosis de la raíz y del hipocotilo y muerte de plantas adultas, siendo esta última afección específica de cultivos sin suelo. La contaminación se produce por agua de riego o sistemas en los que la solución nutritiva permanece estancada.
Fusarium oxysporum f. sp. radicis lycopersici que afecta al tomate. Produce marchitamiento generalizado de toda la planta, a veces con amarilleamiento de las hojas viejas, detención del crecimiento, sistema radicular con podredumbres de color marrón, médula con podredumbre húmeda de color marrón, podredumbre de cuello que rodea la zona de unión de raíces y tallo. Existen variedades de tomate resistentes a esta enfermedad o bien se puede utilizar la técnica de injerto sobre un patrón resistente.
Rhizoctonia solani que afecta a tomate, melón, pepino, sandía y calabacín. Produce muerte de plántulas, necrosis en cuello y muerte de plantas jóvenes.
10 • DESINFECCIONES Y POSIBILIDAD DE EMPLEO DE PRODUCTOS FITOSANITARIOS EN
SISTEMAS DE CULTIVO SIN SUELO DISUELTOS EN LA SOLUCIÓN NUTRITIVA
Una vez finalizado el primer cultivo desarrollado en sistema sin suelo, es conveniente efectuar una serie de prácticas encaminadas a evitar posibles problemas patológicos del siguiente cultivo y lavar de sales el sustrato, así como mantener las condiciones de humedad adecuadas para el correcto arraigue del cultivo.
Se propone una serie de pasos a seguir de forma ordenada, entre el arranque de un cultivo y el establecimiento del siguiente:
a) Eliminar sacos o contenedores en los que se han producido problemas de hongos en raíz.
b) Unos días antes de cortar el cultivo regar con agua de riego sin fertilizantes para lavar las sales, manteniendo niveles de drenaje altos.
c) En los dos o tres últimos riegos, antes del arranque de las plantas, aplicar fungicida a dosis de desinfección por el agua de riego.
d) Proceder a cortar la planta por el cuello enrasando al máximo para evitar posibles rebrotes.
e) Quitar el gotero del sustrato. Proceder a la limpieza de la instalación de riego, con empleo de ácido a pH 3 y mantener la instalación llena durante 24 horas. Transcurrido ese tiempo vaciar el agua de la tubería abriendo los finales del lateral.
f) Si se quiere hacer una desinfección o limpieza de materia orgánica incrustada en la tubería, proceder a llenar la instalación con lejía o permanganato potásico, vaciar la tubería.
g) Volver a colocar el gotero en el sustrato. Si se deja el invernadero sin cultivar durante un período largo, deberemos realizar algún riego para mantener el sustrato con una cierta humedad.
Dar riegos largos para lavar el producto desinfectante empleado.
h) Unos días antes del siguiente trasplante llenar el sustrato con la solución nutritiva mediante la aportación de varios riegos con la CE y el pH adecuados.
i) Proceder al trasplante y vigilar durante los primeros días, que la planta tiene la suficiente agua y que las nuevas raíces están en contacto con el sustrato.
En sistemas de cultivo sin suelo con lana de roca como sustrato, se puede proceder a la desinfección del sustrato con vapor de agua, manteniendo el mismo durante algo más de 10 minutos a una temperatura superior a 95ºC.
Para realizar la desinfección con vapor de agua, habrá que dejar que la plantas agoten el agua del sustrato, para lo cual tras el lavado de sales, cortaremos el riego sin arrancar las plantas, dejaremos que se sequen y posteriormente se cortarán.
Fuente: Cultivo sin Suelo de Hortalizas
S è r i e D i v u l g a c i ó n T è c n i c a
Aspectos Prácticos y Experiencias
Carlos Baixauli Soria

José M. Aguilar Olivert