Barra de vídeo

Loading...

Cultivo de sandia - Cosecha y Poscosecha



Cultivo de sandia
Cosecha y Poscosecha
Cosecha
Generalmente esta operación es llevada a cabo por especialistas, guiándose por los siguientes síntomas externos:
• El zarcillo que hay en el pedúnculo del fruto está completamente seco, o la primera hoja situada por encima del fruto está marchita.
• Al golpear el fruto con los dedos se produce un sonido sordo.
• Al oprimir el fruto entre las manos se oye un sonido claro como si se resquebrajase interiormente.
• Al rayar la piel con las uñas, ésta se separa fácilmente.
• La “cama” del fruto toma un color amarillo marfil.
• La capa cerosa (pruína) que hay sobre la piel del fruto ha desaparecido.
• El fruto ha perdido el 35-40 % de su peso máximo.
La recolección es manual, algunos indicadores que se utilizan para reconocer la madurez son los siguientes:
• Al golpear la corteza con la palma de la mano, la corteza vibra.
• La parte del fruto que está en contacto con la tierra, se vuelve de color cremoso y de consistencia dura.
• Los frutos pierden su cubierta cerosa y se vuelven brillantes.
Se sugiere hacer la recolección por la mañana y se corta con navaja dejando de 2-3 cm. de pedúnculo.
En la clasificación de los frutos para exportación se debe de considerar el peso ya que la tendencia actual es la de consumir sandías de menos de 5
kilogramos, los frutos deben ser uniformes y completamente libres de daños por insectos y enfermedades, sin lesiones físicas, adecuado porcentaje de azúcares y pulpa de un rojo intenso.
Muchas sandías se embarcan sin enfriamiento o sin refrigeración y se les mantiene así durante el tránsito, por lo que deben venderse rápidamente pues su calidad se reduce muy rápido en estas condiciones.
Recomendaciones para Mantener la Calidad Poscosecha
Calidad
Los frutos deben ser simétricos y uniformes y la apariencia de la superficie cerosa y brillante. No deben presentar cicatrices, quemaduras de sol, abrasiones por el tránsito, áreas sucias u otros defectos de la superficie. Tampoco evidencias de magullamiento.
Temperatura Óptima
10 - 15°C. Generalmente, la vida de almacenamiento es de 14 días a 15°C y de hasta 21 días a 7-10°C. Su gruesa corteza le permite aguantar en condiciones durante bastantes días a temperatura ambiental.
Las condiciones comúnmente recomendadas y consideradas como prácticas aceptables de manejo para el almacenamiento de corto plazo o el transporte a mercados distantes (> 7 días) son 7.2°C y 85-90% HR. Sin embargo, a esta temperatura las sandías son propensas al daño por frío.
Muchas sandías todavía se embarcan sin enfriamiento o sin refrigeración y se les mantiene así durante el tránsito. Estas frutas deben venderse rápidamente pues su calidad se reduce rápidamente en estas condiciones.
Humedad Relativa Óptima
85-90 %; generalmente, se recomienda una humedad relativa alta para reducir la desecación y la pérdida de brillo.
Efectos del Etileno
La exposición a concentraciones de etileno tan bajas como 5 ppm. por 7 días a 18°C provoca pérdida de firmeza y una calidad comestible inaceptable.
Efectos de las Atmósferas Controladas (AC)
Las atmósferas controladas durante el almacenamiento o el embarque no ofrecen beneficios a las sandías.
Fuente: Contenido
Ángel Daniel Casaca, Consultor individual, Ingeniero Agrónomo
Zootecnista, egresado de la Escuela Centroamericana de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, ECAG.
Email: angelcasaca@yahoo.com