Barra de vídeo

Loading...

Anexo 1. Buenas prácticas agrícolas para el cultivo del café en Colombia (BPA)



Anexo 1. Buenas prácticas agrícolas para el cultivo del café en Colombia (BPA)

Comprenden los requisitos y principios de higiene sobre la forma como deben
efectuarse la producción, el procesamiento, el empaque, el almacenamiento, el
transporte y la distribución de los alimentos, con el fin de controlar y reducir los riesgos
que afectan la inocuidad y la calidad del producto. Cuando las labores de producción se
realizan en fincas (producción primaria), se especifican como Buenas Prácticas
Agrícolas (BPA).
Estas prácticas buscan que los alimentos y productos para el consumo humano, como
el café en bebida, se fabriquen y elaboren en condiciones sanitarias adecuadas, con lo
cual se protege la salud de la población mundial.
Colombia, a través del Ministerio de Salud, decretó las Buenas Prácticas de
Manufactura para la elaboración y expendio de alimentos. Así mismo, promueve su
implementación en las cadenas agropecuarias y pesqueras del país. Cada sector
elabora y adapta aquellas que le garanticen un sistema de aseguramiento de la calidad.
Personal que labora en la finca cafetera: el caficultor y el administrador de la finca deben tomar las medidas y precauciones necesarias
para garantizar que se cumplan las Buenas Prácticas de Higiene (BPH) en todas las labores.
Requisitos higiénicos para los procesos del café en finca: las BPH están soportadas en un programa de higiene del personal, instalaciones, equipos y empaques.
Programa de saneamiento: en una finca cafetera es indispensable desarrollar e implementar un programa de saneamiento que incluya procedimientos de limpieza y uso de desinfectantes, manejo de residuos sólidos y líquidos y control de plagas
Instalaciones para el beneficio del café: se debe ubicar alejado de cualquier fuente de contaminación, sin poner en riesgo la salud y el bienestar de la comunidad.
Áreas de almacenamiento de insumos, materiales y agroquímicos: los insecticidas, fungicidas y herbicidas deben almacenarse separados de los fertilizantes y de otros insumos. Los equipos de aspersión y sus accesorios deben almacenarse en áreas separadas.
Equipos y utensilios usados en la finca: los secadores mecánicos deben diseñarse y operarse de tal forma que los combustibles y gases de combustión no contaminen el café. Las chimeneas deben estar alejadas de las áreas de secado al sol y de almacenamiento del café. Los equipos de secado mecánico del grano deben estar dotados de los instrumentos y accesorios requeridos para la medición y registro de la temperatura y el flujo del aire.
Buenas prácticas agronómicas en la finca cafetera: deben planificarse y seleccionarse las prácticas de cultivo, los métodos fitosanitarios y el manejo de cosecha y postcosecha, de tal forma que se mantenga el equilibrio en los agro ecosistemas cafeteros, se conserven los suelos, las fuentes de agua y se proteja a las personas.
Para mantener la calidad del café de Colombia deben cultivarse variedades de café arábica. Se recomienda su cultivo en regiones con las condiciones climáticas y los suelos apropiados.
La trazabilidad del producto exige semillas de buena calidad y procedencia conocida. Se recomiendan variedades con resistencia a la roya del cafeto.
En los cafetales se debe realizar: las desyerbas oportunas, la fertilización en la frecuencia y dosis requerida, los controles fitosanitarios basados en los principios de Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades, utilizando sólo en casos necesarios insecticidas, fungicidas y herbecidas permitidos y únicamente en focos o como medida complementaria a otros métodos biológicos y culturales de control.
Es necesario que los operarios que ejecutan labores de control fitosanitario y manejan sustancias químicas estén capacitados y dispongan de los elementos que protejan su salud.
Todos los empaques, recipientes, frutos secos y recogidos del suelo y los residuos de aplicaciones químicas o biológicas deben descartarse adecuadamente para no contaminar el café, el ambiente o afectar la salud de las personas.
Fuente: Federación Nacional de Cafeteros de Colombia


Anexo 1. Buenas prácticas agrícolas para el cultivo del café en Colombia (BPA)

Comprenden los requisitos y principios de higiene sobre la forma como deben
efectuarse la producción, el procesamiento, el empaque, el almacenamiento, el
transporte y la distribución de los alimentos, con el fin de controlar y reducir los riesgos
que afectan la inocuidad y la calidad del producto. Cuando las labores de producción se
realizan en fincas (producción primaria), se especifican como Buenas Prácticas
Agrícolas (BPA).
Estas prácticas buscan que los alimentos y productos para el consumo humano, como
el café en bebida, se fabriquen y elaboren en condiciones sanitarias adecuadas, con lo
cual se protege la salud de la población mundial.
Colombia, a través del Ministerio de Salud, decretó las Buenas Prácticas de
Manufactura para la elaboración y expendio de alimentos. Así mismo, promueve su
implementación en las cadenas agropecuarias y pesqueras del país. Cada sector
elabora y adapta aquellas que le garanticen un sistema de aseguramiento de la calidad.
Personal que labora en la finca cafetera: el caficultor y el administrador de la finca deben tomar las medidas y precauciones necesarias
para garantizar que se cumplan las Buenas Prácticas de Higiene (BPH) en todas las labores.
Requisitos higiénicos para los procesos del café en finca: las BPH están soportadas en un programa de higiene del personal, instalaciones, equipos y empaques.
Programa de saneamiento: en una finca cafetera es indispensable desarrollar e implementar un programa de saneamiento que incluya procedimientos de limpieza y uso de desinfectantes, manejo de residuos sólidos y líquidos y control de plagas
Instalaciones para el beneficio del café: se debe ubicar alejado de cualquier fuente de contaminación, sin poner en riesgo la salud y el bienestar de la comunidad.
Áreas de almacenamiento de insumos, materiales y agroquímicos: los insecticidas, fungicidas y herbicidas deben almacenarse separados de los fertilizantes y de otros insumos. Los equipos de aspersión y sus accesorios deben almacenarse en áreas separadas.
Equipos y utensilios usados en la finca: los secadores mecánicos deben diseñarse y operarse de tal forma que los combustibles y gases de combustión no contaminen el café. Las chimeneas deben estar alejadas de las áreas de secado al sol y de almacenamiento del café. Los equipos de secado mecánico del grano deben estar dotados de los instrumentos y accesorios requeridos para la medición y registro de la temperatura y el flujo del aire.
Buenas prácticas agronómicas en la finca cafetera: deben planificarse y seleccionarse las prácticas de cultivo, los métodos fitosanitarios y el manejo de cosecha y postcosecha, de tal forma que se mantenga el equilibrio en los agro ecosistemas cafeteros, se conserven los suelos, las fuentes de agua y se proteja a las personas.
Para mantener la calidad del café de Colombia deben cultivarse variedades de café arábica. Se recomienda su cultivo en regiones con las condiciones climáticas y los suelos apropiados.
La trazabilidad del producto exige semillas de buena calidad y procedencia conocida. Se recomiendan variedades con resistencia a la roya del cafeto.
En los cafetales se debe realizar: las desyerbas oportunas, la fertilización en la frecuencia y dosis requerida, los controles fitosanitarios basados en los principios de Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades, utilizando sólo en casos necesarios insecticidas, fungicidas y herbecidas permitidos y únicamente en focos o como medida complementaria a otros métodos biológicos y culturales de control.
Es necesario que los operarios que ejecutan labores de control fitosanitario y manejan sustancias químicas estén capacitados y dispongan de los elementos que protejan su salud.
Todos los empaques, recipientes, frutos secos y recogidos del suelo y los residuos de aplicaciones químicas o biológicas deben descartarse adecuadamente para no contaminar el café, el ambiente o afectar la salud de las personas.
Fuente: Federación Nacional de Cafeteros de Colombia