Barra de vídeo

Loading...

INSECTOS BENEFICOS PARA EL AGRICULTOR URBANO


PLAGAS EN CULTIVOS HIDROPONICOS
INSECTOS BENEFICOS PARA EL AGRICULTOR URBANO
Los gusanos o larvas:
Son los hijos de las mariposas que nacen 4 ó 5 días después de que ellas han
puesto sus huevos, causan daños de diferente tipo: comiéndose las hojas,
taladrando los tallos o perforando los frutos como sucede con el perforador
del pepino (llamado diaphania) que si no se identifica y controla desde el
momento en que la mariposita pone sus huevos (tienen la consistencia de una
lágrima muy pequeña durante los primeros dos días) en los terminales de las
ramas, que es donde hace su primera aparición, puede dañar el total de la
producción de un cultivo, porque la última la hace cuando los frutos están en formación.
Los áfidos ó pulgones:
Son una plaga muy común y dañina que ataca sobre todo en los períodos,
secos y calurosos, aunque también los hay en otras épocas de clima menos
favorable. Esta plaga debilita la planta porque le chupa la savia, le da mal
aspecto, daña la calidad y además transmite virus.
Los Minadores
Son otra plaga de importancia en la mayoría de los países de América Central,
estos gusanitos diminutos hacen caminitos, minas o túneles dentro de las
hojas, disminuyendo el área que debe hacer el proceso de fotosíntesis, lo cual
altera la producción de cualquier cultivo.
Las babosas, los caracoles:
También llegan a ser importantes como causantes de daños. Estos se presentan
en abundancia en las épocas lluviosas y frías cuando el área de la huerta
permanece húmeda por mucho tiempo.
Esta plaga sale durante la noche y se esconde al amanecer, por lo que en la
mañana hay que tratar de ubicarla en sitios oscuros y protegidos cercanos a las
camas de cultivo.
En las huertas en las cuales se usa cáscara de arroz como substrato, sólo o en
mezcla, son frecuentes los daños causados por pájaros que llegan a buscar
granos de arroz o de semillas, encontrándose con las semillas de lechuga,
rábano, arvejas u otras hortalizas que han sido sembradas.
Insectos Benéficos:
Además de los insectos dañinos, si no se aplican insecticidas químicos, viven
dentro de la huerta otros insectos y animales que no causan daños, sino que se
alimentan de los huevos, gusanitos pequeños y a veces hasta de adultos. Entre
estos insectos o animales benéficos es común encontrar en todas partes a las
llamadas chinitas o mariquitas, el mata piojos o Chrysopha, arañas, avispas y
hasta lagartijas cuyo alimento son los insectos, en su mayoría dañinos.
A estos insectos benéficos en vez de espantarlos o eliminarlos, debemos
protegerlos, pues son aliados para la eficiente realización de nuestro trabajo de cultivadores urbanos. Además del constante cuidado de la huerta y del cuidado
para que permanezcan los insectos benéficos es posible aplicar métodos sencillos
y económicos de control que no contaminan el ambiente ni los productos cosechados.
Fuente: César H. Marulanda Tabares
Experto en Hidroponía Familiar
Consultor PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo