Barra de vídeo

Loading...

EL TRASPLANTE DE HORTALIZAS

EL TRASPLANTE DE HORTALIZAS
- Cuando las maticas del semillero tengan de 8 a 10 centímetros
de altura, se trasplantan. La lechuga se trasplanta cuando tenga 6
centímetros de altura.
- El trasplante debe hacerse en horas de la tarde para evitar el
marchitamiento. Para este trabajo tenga en cuenta estas actividades:
*Antes de arrancar las maticas riegue abundantemente el semillero.
Haga también un riego a las eras a donde va a trasplantar.
*Arranque las maticas del semillero utilizando la palita trasplantador.
*Seleccione las mejores maticas. Deseche las muy delgadas, enfermas
o destrozadas por insectos. Quite las hojas marchitas y las más bajas.
Son suficientes 4 o 5 hojas por planta. Es mejor dejar la tierra que sale
adherida a las raíces. Siémbrelas lo antes posible.
*Haga los hoyos con un ahoyador o una estaca. Válgase de un hilo o
cabuya para trazar surcos rectos.
*Procure que al sembrar las maticas las raíces no queden dobladas.
Cúbralas con tierra bien fina y comprima la tierra con la mano, para
que las raíces queden bien en contacto con el suelo.
*Procure que las maticas queden bien derechas y sin tierra en medio de
las hojas. Deben quedar enterradas a la misma profundidad que tenían
en el semillero.
*Finalmente haga un riego abundante; puede hacerse mata por mata
con regadera, si la distancia entre matas y surcos es considerable. En
el caso del repollo, tomate, berenjena y pepino, el riego puede ser por
zanja en medio de los surcos.
*Hay hortalizas que no se deben trasplantar: rábano, zanahoria y
cilantro; se dejan en el mismo sitio donde se hizo el semillero. En estos
casos debe hacerse un raleo o entresaque, para distanciar suficientemente
las maticas.