Barra de vídeo

Loading...

Manejo integrado de enfermedades Fumagina Cladosporium link

Resultado de imagen para Fumagina

Manejo integrado de enfermedades
Fumagina
Cladosporium link
Los daños por fumagina se ven favorecidos por temperaturas cálidas (20 a 25º C) y humedad relativa alta dentro del invernadero. Altas densidades de siembra y la presencia de insectos (áfidos o pulgones y mosca blanca) favorecen la presencia y diseminación del patógeno
Los daños por fumagina se presentan en las hojas de tomate como un moho de color verde a negro que cubre la lámina foliar (figura 182). El hongo produce lesiones individuales y superficiales de color verde o negro que predominan en la unión del pedúnculo con el fruto, y van cubriendo éste hasta deteriorar su calidad.
Para su manejo se recomiendan amplias densidades de siembra a fin de facilitar la aireación del cultivo. Al momento de la siembra, los surcos deben orientarse en la dirección de los vientos que prevalecen en la zona. Las prácticas de poda o deshoje disminuyen la incidencia de la enfermedad, mientras la recolección de los frutos afectados disminuye las fuentes de inóculo y reduce las pérdidas por la enfermedad.
Dado que la fumagina es favorecida por insectos chupadores, se recomienda la aspersión de insecticidas al cultivo.

Resultado de imagen para Pythium, Rhizoctonia, Fusarium, Phytophthora, Sclerotium

Pudrición de plántulas, damping – off, pata seca
Pythium, Rhizoctonia, Fusarium, Phytophthora, Sclerotium. (Complejo de hongos)
Las pudriciones de plántulas por estos patógenos son favorecidas por temperaturas entre 18° y 24º C, semilleros con altas densidades de siembra mantenidos en condiciones de poca luminosidad, y excesiva humedad del suelo. Los suelos de textura pesada y drenaje deficiente también favorecen el ataque de hongos causantes de esta pudrición.
Algunos de los hongos causantes de pudriciones (Pythium sp., Rhizoctonia solani, Phytophthora infestans) se diseminan en forma de clamidosporas en las semillas de tomate en suelo contaminado, a través del agua de riego a partir de los focos de infección en los semilleros, por la distribución de semilleros enfermos, y por herramientas usadas en suelo contaminado.
Cuando los patógenos atacan las semillas causan germinación desigual y su pudrición. Si los ataques se presentan después de la germinación, debilitan las plántulas al afectar las raíces. En esta etapa, el hongo P. infestans ocasiona estrangulamiento del cuello, necrosis del tallo y muerte de las plántulas de tomate. El hongo Pythium sp. causa desintegración de los tejidos cercanos a la base del tallo
(figura 184). En ambos casos se observa un estrangulamiento en la base de la planta, necrosis de raíces, amarillamiento, marchitamiento y muerte prematura.
Para el manejo cultural de esta enfermedad, se debe evitar el uso de suelos pesados para los semilleros, exceso de humedad y altas densidades de siembra. El suelo que se vaya a usar en los semilleros debe proceder de lotes donde no se haya cultivado antes, o de campos que hayan sido rotados con cultivos de maíz, que es tolerante a estos patógenos; debe ser, además, sometido a un tratamiento de solarización húmeda; y también puede ser inoculado con hongos biocontroladores, del género Trichoderma spp., al momento de la siembra, ocho días después de la germinación y ocho días antes del trasplante definitivo al campo. En caso de que se opte por el tratamiento con agentes de biocontrol, como Penicillium spp. o Trichoderma spp., o por el tratamiento de solarización húmeda, el suelo para los semilleros no debe ser sometido a tratamientos con fungicidas. La siembra de semillas de tomate pregerminadas en suspensiones del hongo Trichoderma koningii, con posterior
aplicación al suelo de los semilleros del mismo hongo y de la bacteria Pseudomonas fluorescens, posibilita un adecuado control de R. solani. La aplicación a las semillas de tomate del hongo T. lignorum protege las plántulas y reduce las afecciones por Rhizoctonia y Fusarium en semilleros.
Si la pudrición de las plántulas se presenta en el semillero, se deben retirar y eliminar inmediatamente las plantas enfermas. Al momento del trasplante se debe ser cuidadoso en seleccionar plantas sanas para llevar al campo. Cuando las infecciones se presenten en el campo, las plantas enfermas se deben retirar y eliminar inmediatamente para disminuir los focos de infección. Los lotes severamente
afectados por estos patógenos del suelo deben ser sometidos a rotación con plantas menos susceptibles.
Es importante desinfectar con productos a base de hipoclorito de sodio o yodo agrícola, las bandejas para semillero y las canastillas en las cuales se transportan y comercializan las hortalizas.

Fuente: Manejo integrado de enfermedades
a1374s05.pdf

Cultivo del Borojo Chocoano Importancia económica y comercialización

Resultado de imagen de Cultivo del Borojo Chocoano

Cultivo del Borojo Chocoano
Importancia económica y comercialización
Inicialmente el consumo del Borojó se restringía a los mercados regionales del Pacifico;
posteriormente en las decadas del 80 y 90 su consumo fue generalizado en el resto del país; para lo cual influyó sus supuestas propiedades afrodisiacas.
En la actualidad en los supermercados de cadena de las principales ciudades del país se comercializa en forma de pulpa.
La mayor parte de esta fruta proviene de cultivos comerciales ubicados en el Valle del Cauca y la Costa Pacífica, las cuales han realizado avances en el manejo agronómico, poscosecha, transformación y mercadeo.
En las principales ciudades y poblaciones del Piedemonte llanero existe una alta demanda de Borojó en cafeterías, restaurantes y hogares. Debido a que no existen huertos comerciales, la demanda se encuentra insatisfecha lo que se refleja en los altos precios de venta; por tal motivo existe la necesidad de aumentar la producción de Borojó en los Llanos Orientales de Colombia y para ello se requiere aumentar el área plantada.
El Borojó tiene un mercado creciente dentro del país, sin embargo sus posibilidades de exportación son limitadas, por lo cual, solo debe tenerse en cuenta para los mercados regionales.


Fuente: Frutales tropicales potenciales
para el piedemonte llanero
Javier Orlando Orduz R.1
Jorge Alberto Rangel M.2

GUÍA TECNOLÓGICA SOBRE EL CULTIVO DEL AGUACATE Fósforo

Resultado de imagen para aguacate   Resultado de imagen para aguacate

GUÍA TECNOLÓGICA SOBRE
EL CULTIVO DEL AGUACATE
Fósforo
Síntomas de una planta a la que falta el fósforo.
a) Poco desarrollo, especialmente de las raíces.
b) Retraso en la madurez.
c) Coloración purpúrea del follaje.
d) Falta de desarrollo de frutos y semillas .
e) Tallo ahusado (elíptico), débil.
Es esencial para las plantas por su importancia fisiológica en los mecanismos de formación, crecimiento y multiplicación.
Es componente de las enzimas, nucleoproteínas, fosfolípidos, fitina, lecitina, interviniendo en la formación de los órganos reproductores, siendo su contenido elevado en frutos y semillas.
El aguacate es muy exigente en fósforo en los primeros años de formación de la copa y a medida que el árbol envejece la dosis debe reducirse.
El manejo del suelo afecta la asimilación del fósforo. Por ejemplo:
a) Baja humedad reduce la asimilación.
b) Temperatura fría reduce el uso de fósforo.
c) Alto pH reduce la asimilación
d) Abundancia de materia orgánicamejora la asimilación del fósforo en la planta.
El fósforo es inocuo, o sea, no produce toxicidad en los frutales. Cuando la deficiencia de fósforo es avanzada las hojas pierden brillo, adquieren un color verde pálido y se quedan pequeñas. Si esta deficiencia se acentúa, la coloración de las hojas pasa a bronceada, se detiene la formación de nuevos brotes y las hojas se desprenden prematuramente resultando un árbol raquítico donde posteriormente mueren las ramitas nuevas.
El exceso de fósforo reduce la asimilación del hierro, nitrógeno y el magnesio.
Potasio
Los síntomas de deficiencia del Potasio son
a) Crecimiento lento.
b) Los bordes de las hojas se queman.
c) Tallo débil y plantas que se inclinan.
d) Los frutos se arrugan.
e) Disminuye la resistencia de las plantas al ataque de insectos.
El uso del potasio en la nutrición de la planta no es conocido a la perfección. Se cree que el potasio actúa en las funciones metabólicas del crecimiento y la división celular de los tejidos jóvenes.
El potasio tiene dos períodos críticos en el año, que son:
· El invierno, cuando el árbol debe alimentar sus flores y sus nuevos brotes.
· En verano, cuando el fruto debe crecer.
Al término de la floración, a la caída de los frutos y a la maduración, cerca del 40% del contenido mineral en el fruto es potasio, lo que provoca una disminución de las reservas, afectando la producción de hidrocarbonatos que la planta almacena para la formación de yemas vegetativas y florales.
Se cree que ésta es la causa de la vecería o alternancia en la producción de frutas, por no mantener las reservas minerales a niveles uniformes.
Los árboles con poca aplicación de potasio pueden tener floración y cuajado de la fruta normales, pero antes de la maduración se observa una caída excesiva de las frutas. las hojas se enrollan, se arrugan y se doblan con el ápice hacia abajo, reduciendo su tamaño en el brote terminal.
Calcio
Deficiencias:
a) El brote muere cuando la deficiencia está alta.
b) Las hojas presentan un verde oscuro.
c) La planta suelta el capullo de la flor.
d) El tallo es débil
El Calcio es un elemento esencial para el desarrollo de todas las plantas. Sirve como elemento constitutivo de la estructura vegetal y desempeña importantes funciones fisiológicas en el metabolismo.
Algunas de las funciones que ejecuta este elemento dentro de la planta incluyen el que favorece el poder germinativo de las semillas, regula y estimula la absorción de nitrógeno, regula la permeabilidad de los tejidos y membranas celulares, contrarresta los efectos perjudiciales del exceso o acumulación de elementos como el potasio, magnesio y sodio.
En el cultivo del aguacate, el calcio adelanta la madurez de los frutos y mejora su textura y su color.
Muchos laboratorios norteamericanos y europeos recomiendan que cuando el calcio (Ca) esté por debajo del 10%, expresado en Carbonato de Calcio (CaCO3 ), se añada a los suelos yeso en una cantidad de kilos por hectárea igual al resultado de multiplicar 1,200 por las unidades por debajo de 10. El yeso corrige el exceso de cobre, cloro, sulfato o boro.
Magnesio
Síntomas de Carencias:
a) Declaración en las puntas y en las venas de las hojas.
b) Hojas anormalmente pequeñas.
c) Cuando la deficiencia es muy marcada los tejidos afectados pueden secarse y morir.
d) Las hojas se quiebran fácilmente y se voltean hacia arriba.
e) Las ramas son débiles y son infectadas por hongos dejando caer las hojas.
De acuerdo al porcentaje de elementos minerales en las cenizas del aguacatero, en las hojas, el magnesio está situado en el cuarto lugar.
El magnesio forma parte de la molécula de clorofila, pigmento característico de las plantas verdes que actúa en la fotosíntesis.
Además de su papel en la fotosíntesis, el magnesio contribuye a la síntesis de las grasas de reserva, es vital en las hojas y semillas, favorece la fructificación y el desarrollo radicular, además de su efecto protector contra los períodos de sequía, frío y de ataque de plagas.

Fuente: GUÍA TECNOLÓGICA SOBRE
EL CULTIVO DEL AGUACATE
Autores
Ing. Agrón. Sixto Ml. Bisonó Pérez
Ing. Agrón. José R. Hernández B.

Manejo integrado de enfermedades Moho clorótico, cladosporium, fulvia

Resultado de imagen para Moho clorótico, cladosporium,

Manejo integrado de enfermedades
Moho clorótico, cladosporium, fulvia
Fulvia fulva. Cladosporium fulvum
El moho clorótico es una enfermedad que se presenta con mucha frecuencia en cultivos de tomate bajo invernadero. El patógeno se disemina por el viento. La enfermedad es favorecida en condiciones de humedad relativa alta (mayor de 90%) y temperaturas entre 20 y 25º C.
En el haz de las hojas más viejas se presentan manchas cloróticas de bordes irregulares, mientras que por el envés se observa un moho de color café oscuro. Con el tiempo las hojas afectadas se caen. El patógeno también afecta flores, donde produce el estrangulamiento del pedúnculo y posteriormente la
caída de la flor.
Una adecuada ventilación del cultivo mediante un amplio espaciamiento entre surcos y plantas, y la poda de hojas bajeras, que favorezca la aireación, reducen la severidad de la enfermedad.

Resultado de imagen para antracnosis del fruto  Resultado de imagen para antracnosis del fruto

Antracnosis del fruto
Glomerella cingulata. Colletotrichum gloeosporioides
Los daños por antracnosis se ven favorecidos por temperaturas medias (15 a 20º C) y humedad relativa alta dentro del invernadero. Altas densidades de siembra, la presencia de insectos y el riego por aspersión favorecen la diseminación del patógeno por el viento. El patógeno también se puede transmitir en las semillas.
El hongo infecta frutos de tomate (figura 180) y produce lesiones hundidas y redondas de color negro, localizadas en la región cercana al pedúnculo del fruto. En condiciones de humedad relativa alta, las lesiones se cubren de un micelio blanco en los bordes y negruzco en el centro de la región afectada.
En zonas donde la enfermedad es frecuente, se recomienda un amplio espaciamiento
entre surcos y plantas para facilitar la aireación del cultivo. Las prácticas de poda o deshoje disminuyen la incidencia de la enfermedad. La recolección de los frutos afectados disminuye las fuentes de inóculo y reduce las pérdidas por la enfermedad.

Fuente: a137s05.pdf 

CULTIVO DE TOMATE EN INVERNADERO Injectores

Resultado de imagen para cultivo de tomate en invernadero en colombia   Resultado de imagen para cultivo de tomate en invernadero en colombia


CULTIVO DE TOMATE EN INVERNADERO
Injectores
Con el sistema de injección, el injector (proporcionador) disuelve una solución concentrada
de fertilizante a una concentración final requerida por las plantas. El injector más simple y menos costoso es el proporcionador de la marca Hozon, usado frecuentemente para fertilizar céspedes y plantas de jardín, pero no es apropiado para una producción comercial. El más complicado y costoso es el injector Anderson; existen muchos modelos intermedios en cuanto a costo y complejidad.
Generalmente, cuanto más gasta, más exacto es el injector. Los modelos económicos variarán su radio de injección dependiendo en la presión del agua, la cual es generalmente variable. Esto ocurre ya que la injección es de tiempo controlado, en vez de depender del volumen del agua. Los modelos mejorados son específicos en la dosificación, lo que significa que el concentrado injectado depende del volumen determinado de agua que pase a travéz del injector.
También es importante saber que los injectores ajustables son los de precios más altos. La perilla o
botón de la cabeza puede ser movido para aumentar o disminuir la dosis del fertilizante injectado en el agua.
La solución del fertilizante va desde el tanque de concentración al injector, donde es diluído al ser
injectado en el sistema de irrigación. Un medidor de agua revisa la corriente de agua y luego manda una señal cuando ha pasado suficiente agua, la cual es mandada a la válvula piloto. Este volumen chico de agua es descartado después que el mismo pasa por la válvula piloto.
El concentrado es guardado en recipientes chicos (por ej. de 10 a 50 galones). Se necesitan dos cabezas y dos tanques de concentración (por lo menos): uno para el nitrato de calcio (tanque B) y el otro para todos los otros nutrientes (tanque A). Esto es necesario así el calcio no se combina químicamente con los fosfatos o los sulfatos, cuando los elementos se encuentran en altas concentraciones, especialmente en pH altos. Los compuestos resultantes, fosfato de calcio hidrogenado o sulfato de calcio, son precipitados duros, y pueden atascar el injector y el sistema de irrigación. De todas maneras, una vez que estos elementos están disueltos, no hay problema. Si el pH es mayor que 5.8, se recomienda usar una tercera cabeza para injectar ácido. Esto es necesario para mantener el pH entre 5.6 y 5.8 (vea la sección de pH más arriba).
Con un sistema de injección, no es necesario gastar en el tanque grande que sí es necesario para el sistema de mezclas en tanques. De todas maneras, un injector de alta calidad puede ser costoso.
Con un sistema de injector usted puede controlar mejor el nivel de fertilidad mejor que con el sistema de mezcla en tanque, ya que usted puede ajustar la dosissimplemente haciendo girar la perilla o botón. Aún más, a medida que se desee (si el dinero lo permite) una mejor precisión en el programa de fertilización, usted puede aumentar el número de cabezas injectoras. Ultimamente, una cabeza puede ser usada para cada elemento fertilizador. Los ajustes individuales pueden ser realizados en base a los análisis regulares de los tejidos.
Calibración del injector
Es importante saber la proporción que desea injectar,así usted puede calcular cuánto fertilizante debe
mezclar en los tanques de concentración. Algunos fertilizantes bienen con tablas que dan la proporción, por ej., 1:9, 1:16, 1:100, 1:200. En ciertas marcas, la proporción está designada como un porcentaje, ej., 1 porciento en vez de 1:100. Algunos injectores le permiten a usted ajustar esta proporción al hacer girar la perilla o botón, o al agregar anillos, mientras otros trabajan a una proporción ya fijada.
Si usted no sabe la proporción, es necesario calibrar el injector para aprender este importante
número. Usando un vaso de boca ancha o un vaso de precipitación, mida cuánta agua es aspirada por el injector en un minuto. Luego, usando varios vasos, uno en cada uno de las bocas emisoras (eso es, en 10 localidades), mida la cantidad de agua que es distribuida a las plantas en un minuto. Tome la media de los valores de los vasos en dónde se colectó el agua en el invernadero. Multiplique este valor medio distribuido por planta en un minuto, por el número de emisores en el invernadero. La proporción de injección es la relación entre la cantidad de agua entregada con respecto a la cantidad de agua recolectada. Divida la cantidad total emitida en el invernadero en un minuto,
en la cantidad total succionada en un minuto.
Establezca el valor 1:X, dónde X es el número que usted obtiene después de dividir. Su solución
concentrada es disuelta X veces con agua. (Existen X partes de agua por cada parte de solución de
fertilizante concentrado.)

Fuente: Por el Dr. Richard G. Snyder, especialista en Extensión vegetal.
La Universidad Estatal de Mississippi no discrimina en base a la raza, color, religión, nacionalidad, sexo u orientación
sexual, afiliación grupal, edad, disabilidad, o estado de veterano.
Publicación 2419
El Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de Mississippi coopera con el Departamento de Agricultura de U.S.
Publicado de acuerdo a las Actas del Congreso, 8 de mayo y 30 de junio de 1914. VANCE H. WATSON, director interino.
(POD 06-06)